Una vez que fue un invento de la ciencia ficción, los robots humanoides son ahora una realidad. Bruno Maisonnier, fundador de Aldebaran Robotics y pionero en la industria, canalizó su pasión por la innovación para crear robots humanoides que ayudan a las personas.