En muchas ocasiones hemos cometido errores por acceder a archivos que no estaban en la versión definitiva o la versión más actual. Incluso que por problemas de comunicación no sabemos si necesitamos de un rediseño. Para solucionar estos problemas podemos usar SOLIDWORKS PDM.

SOLIDWORKS PDM es una herramienta que nos va a permitir acceder siempre a la versión correcta de nuestros archivos. Para ello podremos controlar los archivos mediante un flujo de trabajo. Con estos flujos podremos ir hacia delante si los diseños son correctos o hacia atrás si necesitamos rediseñar. Además podremos asignar diferentes permisos según la función o rango de la persona en nuestra organización.

¿Que necesito para poder usar PDM?

Los requisitos para poder usar SOLIDWORKS PDM son muy básicos, ya que se basa en el entorno Windows para que la adaptación por parte del usuario sea lo más rápida posible. A nivel de Hardware, si tenemos instalado SOLIDWORKS en nuestro equipo, no necesitaremos un equipo más potente, sólo tendremos que poder conectarnos al servidor.

¿Que es un flujo de trabajo?

Para apoyar la explicación os mostramos un flujo de trabajo sencillo, pero que se utiliza en bastantes empresas. Los flujos de trabajo se definen en base a estados interconectados mediante transiciones.

Flujo de trabajo sencillo

Cuando comenzamos a diseñar tendremos que introducir nuestros diseños en el flujos, para ellos tenemos un estado inicial. Habitualmente lo llamamos en “Edición” o “diseño”.

Una vez el diseño esté terminado tendremos que enviarlo al estado esperando aprobación. En este estado podemos bloquear el diseño para que no sea modificable. Un miembro a cargo de la dirección técnica tendrá que evaluar el diseño para que según su validez avance en el flujo (aprobado) o vuelva al diseño (edición necesaria).

Existen archivos que no necesitan de este paso y podemos marcarlos como archivos que no requieran aprobación.

En muchas ocasiones aunque un diseño haya sido aprobado necesitaremos modificar algún parámetro debido a necesidades del cliente o a problemas en la fabricación. Para ello algún responsable técnico deberá de solicitar el cambio de un diseño, esto hará que nuestro flujo cambie del estado aprobado a un estado de cambiando.

La aprobación de este cambio se producirá igual que cuando se aprueba un diseño. El diseñador marcará que la pieza está lista para su aprobación. Esta pieza no será válida hasta que un miembro de la dirección técnica lo seleccione y haga volver al archivo al estado de aprobado.

Es decir, nuestro flujo de trabajo a permitirnos volver atrás y hacia delante para adecuarse al trabajo diario de un departamento técnico.

El flujo de trabajo vendrá complementado con las revisiones. Otra utilidad de PDM, que nos va a permitir marcar a todos los archivos aprobados mediante un código incremental (número o alfabético) en el caso de que estén aprobados. Este valor se asignará automáticamente al aprobarse un diseño. Además podremos incluirlo en los planos.

¿Cómo puedo adaptar PDM a mi oficina técnica?

Los flujos de trabajo son totalmente configurables, vamos a poder nuevos flujos y eliminar los no necesarios. De esta forma podremos adaptar SOLIDWORKS PDM  la forma de trabajar de nuestra oficina técnica.

A continuación se muestra un flujo de trabajo más complejo. En este archivo ya se han incluido más estados como unos estados sólo para imágenes, donde ubicamos las imágenes para manuales, los renderizados, … todos los archivos de formato imagen.

Flujo trabajo complejo

También se han incluido estados para el departamento de compras, donde podremos incluir listas de cortes, listas de materiales, … para poder realizar pedidos de material. E incluso aparecen estados para elementos estándares dentro de nuestra organización, los que podemos bloquear para que no puedan ser modificados, u obsoletos.

Es importante entender que estamos trabajando con estados y no con carpetas. De hecho esta es una ventaja, dentro de una carpeta podremos tener archivos en diferentes estados y sólo con un vistazo podremos ver cuales de ellos están aprobados y cuáles no. Los estados nos permitirán configurar permisos, es decir, ningún archivo aprobado podrá ser modificado a no ser que un director técnico proponga un cambio de estado.

Por último, con tu servicio de suscripción tienes una licencia de SOLIDWORKS PDM Standard incluida. Es decir, ya podrías implementar esta solución en tu empresa y empezar a reducir los errores por versión no adecuada. J

Juanma Pavón, Departamento de Soporte en Origen CAD CAM CAE. Ingeniero Industrial por la Universidad de Sevilla. CSWP.

Acreditaciones Solidworks