Cómo mejorarlo y qué pasos se deben tomar.

Desde el soporte técnico de ORIGEN muchas veces nos encontramos como los problemas de inestabilidad y del correcto funcionamiento de SOLIDWORKS en tu equipo están directamente relacionado con el rendimiento, es decir por alguna razón existe algún problema que provoca el no poder trabajar de forma fluida.

La raíz del problema en la mayoría de las veces es completamente desconocida por el usuario y requiere un análisis avanzado del flujo de trabajo para dar con el cuello de botella. El problema puede deberse a una variable o a muchas variables, provocando un efecto en cadena de errores de diferentes características.

Para tomar las decisiones adecuadas, en primer lugar, debemos conocer qué factores o variables generan estas inestabilidades o errores inesperados. Por tanto, ¿por dónde empezar?

Cuando abrimos un archivo de SOLIDWORKS, podemos experimentar diversos problemas, lentitud fuera de la normal en la apertura, una vez abierto el fichero, observar cómo al intentar reconstruir también toma un tiempo excesivo, o también observar cómo al manipular y visualizar el archivo va a saltos, en definitiva, observar que SW no funciona como debiera.

Si sufrimos problemas de estas características, primeramente, debemos acotar el problema, para ello lo haremos de forma ascendente, comenzando en el archivo de pieza y terminando en la comprobación del sistema en el que estamos trabajando. Aunque este proceso es orientativo, muchas veces es fácil captar de donde proviene los problemas, por ejemplo, si conocemos que el equipo tiene unas características por debajo de las recomendadas será fácil encontrar que el cuello de botella reside en el Entorno o Sistema donde trabaja el software.

Pieza: Los problemas conocidos en relación con un archivo de pieza puede estar relacionado con un alto número de operaciones, el tipo de operación, tratarse de un archivo de versión previa, encontrarse un gran número de sólidos dentro del propio archivo de pieza, un tamaño alto del archivo, un número alto de entidades de croquis y relaciones, un gran número de configuraciones, tablas de diseño complejas dentro del fichero de pieza, ecuaciones, referencias externas, alta calidad de imagen, muchos estados de visualización o tratarse de geometría importada.

Ensamblaje: Los problemas relacionados con los ensamblajes pueden estar relacionados con el número de piezas, modo de apertura, operaciones de ensamblaje, lista de materiales, número de relaciones de posición, subensamblajes flexibles y Toolbox.

Dibujo: Los problemas de rendimiento relacionados con los planos pueden deberse con el número de imágenes insertadas, el número de hojas, número de vistas, tipo de vista, paleta de visualización y el número de bloques.

SOLIDWORKS: Los problemas asociados al propio software pueden deberse a la licencia, la configuración, los complementos y la propia instalación en sí.

Entorno: Los problemas que englobamos en entorno están relacionados con el Hardware del sistema (CPU, RAM, GPU), el controlador de la tarjeta gráfica, el sistema operativo, el perfil del usuario, software de terceros y la red.

Muchos de los factores que he descrito antes, posiblemente te suenen y por esta razón estés leyendo este artículo. Si has sido capaz de reconocer alguno de estos problemas y entiendes que afecten a la inestabilidad de tu trabajo, puedes atacarlos de forma ordenada y chequear si realmente son el cuello de botella.

Alertas importantes a las que prestar atención

Hay algunas alertas, que muchas veces no se es consciente que también puede afectar al rendimiento, como el trabajar con un archivo de versión pasada, hecho que ralentiza en gran medida. Esto se debe a que se genera un mayor nivel de comprobación de la geometría que ocurre automáticamente con versiones anteriores. Otra alerta que se suele pasa por alto, es el tener alguna advertencia en alguna pieza e ignorarla, es importante resolver todas la advertencias y errores que muestra un archivo provocados por una geometría defectuosa o algún error de construcción. Esto provoca que el código del software intente reconstruir sin éxito una vez tras otra esta alerta, provocando cierta lentitud de reconstrucción.

Herramientas de análisis del rendimiento

SOLIDWORKS posee herramientas muy útiles para analizar si hay algún archivo que asume muchos recursos que afecte al rendimiento.

Si no hay errores ni advertencias evidentes, la herramienta evaluación de rendimiento, es un buen punto de partida

  • Dentro del archivo de pieza proporciona información como el número de operaciones y sólidos en relación al tiempo total de reconstrucción.
  • También muestra el tiempo total de reconstrucción.

Para comprobar que hemos tomado todas las medidas adecuadas deberíamos:

  • Asegurarnos que la pieza se ha convertido a la versión actual.
  • Debemos forzar la reconstrucción (Ctrl+B) de la pieza varias veces y promediar los resultados.

Simplificación de operaciones complejas

Solemos encontrar que el diseñador quiere que se aprecie hasta el mínimo detalle en el ensamblaje, esto puede ser interesante para hacernos una idea detallada del resultado, pero esto a veces se complica cuando el ensamblaje tiene miles de componentes, ya que el rendimiento y el poder trabajar con normalidad es primordial. En estos casos puede resultar muy interesante simplificar operaciones complejas, que podremos insertar en una configuración simplificada.

Las operaciones que suelen influir en el rendimiento son:

  • Redondeos que se aplican a muchas aristas o redondeos con radio variable.
  • Barridos con perfiles detallados
  • Recubrimientos
  • Matrices

Las recomendaciones en estos casos pueden ser:

  1. Crear una configuración simplificada donde insertar la operación de forma simplificada. Esto es especialmente útil, si se trabaja con referencias a piezas en los ensamblajes que no necesitan incluir detalles complejos. Por ejemplo, si necesitamos dar una relación de posición de concentricidad con una pieza altamente compleja, podemos seguir usando esta relación como referencia, pero podemos tener esta pieza de forma simplificada.
  2. Podemos decidir si una pieza o un subensamblaje requiere incorporar su historial de operaciones. Para ello podemos simplificar esta pieza guardándola como archivo de pieza en el caso de un subensamblaje, y quedarnos con la parte externa, o simplificar todas las operaciones con la herramienta Defeature. Estas prácticas están también muy relacionadas con la protección intelectual, en el caso que necesitemos enviar esta pieza a un cliente o a un proveedor.
  3. Debemos evaluar minuciosamente las operaciones de matriz. Se deben tomar prácticas recomendadas para reducir el impacto de las operaciones de matriz en el rendimiento.

El análisis del rendimiento es un proceso complejo debido a la multiplicidad de factores de diversas características, en muchos casos se requiere una revisión experimentada, es por ello, que en el caso de no dar con el cuello de botella que genera lentitud en tu flujo de trabajo, no dudes en ponerte en contacto con el equipo técnico de ORIGEN que cuenta con amplia experiencia en el análisis de este tipo de problemas.

José Manuel García, CSWE. Técnico de soporte y formador de SOLIDWORKS en Origen. Diseñador industrial amante de su profesión, entiende el diseño como una herramienta de transformación.

Certificaciones Expert Mechanical Design

Ingeniero Técnico de Soporte | 678 071 732 | jmgarcia@origencadcam.es | + posts

CSWE. Técnico de soporte y formador de SOLIDWORKS en Origen. Diseñador industrial amante de su profesión, entiende el diseño como una herramienta de transformación.