Si algo traía el 2022 era cierta esperanza de que la crisis sanitaria del COVID acabase este año. Estos dos años de pandemia la impresión 3D ha estado en una montaña rusa. Esta tecnología se hizo muy importante al principio del confinamiento ya que, tanto profesionales como particulares, pusieron a funcionar sus impresoras para fabricar viseras para los profesionales sanitarios.

La tendencia en este 2022 dentro del mundo de la impresión 3D es la de continuar siendo una industria cada vez más rápida y eficiente. Con la crisis del COVID, aquellas empresas que han podido fabricar sus propias piezas y no dependían de que estas les llegasen bajo pedido (y más en concreto desde China en esta pandemia) han obtenido una gran ventaja. Esto se ha hecho eco en todas las industrias y no han sido pocas las empresas de muchos sectores.

Y es que esta tecnología ha dejado de pertenecer a un sector concreto de la industria y se ha convertido en una tecnología general para todas las empresas. Y también para particulares. La demanda ha provocado que los precios de las impresoras caigan y que existan en el mercado impresoras domesticas desde menos de 500€ de un gran rendimiento.

Y en cuanto a los materiales (que en las próximas semanas escribiremos más sobre esto) la tendencia es la de investigar nuevos materiales más respetuosas con el medio ambiente como pueden ser filamentos de madera o materiales creados a partir de botellas de plástico.

Marketing Manager en ORIGEN | 667 584 374 | ajruiz@origencadcam.es | + posts

Marketing Manager de ORIGEN. Estudié Marketing en ESIC Business & Marketing School. Desde 2015 formo parte del equipo de ORIGEN. Fuera de la empresa es muy probable que me veas practicando deporte, ya sea con un balón de baloncesto en las manos o corriendo mientras escucho música.

COOKIES Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.   
Privacidad